foto_selecta

logo_selecta

En 2013, Corpesca adquirió el 60% de la propiedad de Selecta, una empresa brasileña con más de 25 años de experiencia en el sector de la agroindustria, enfocada principalmente a la industrialización y comercialización de soya. En 2015, la filial Corpesca do Brasil adquiere un 10% adicional de Selecta, alcanzando así un 70% de participación en la propiedad.

Esta operación se enmarca dentro de la estrategia corporativa de Corpesca de diversificar su oferta de productos y crecer a nivel internacional en el abastecimiento y distribución de harinas proteicas elaboradas a partir de distintas materias primas.

Selecta posee una planta industrial -ubicada en Araguarí, Minas Gerais- con capacidad para procesar 600 mil toneladas anuales de soya para la producción de Concentrados Proteicos de Soya (SPC), aceites y otros derivados de este producto vegetal, los cuales tiene un importante peso en la dieta de alimentación proteica.

Los procesos productivos de Selecta están totalmente automatizados, siendo la calidad de los productos una de sus preocupaciones centrales. Para esto aplica los más modernos conceptos de Control de Calidad y de Buenas Prácticas de Fabricación, contando además con un sistema de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (HACCP/APPCC). Gracias a este programa de calidad, la empresa obtuvo la certificación PDV/GMP 2B+.

El respeto del medio ambiente es una de las prioridades del quehacer de Selecta.  Sus materias primas provienen sólo de predios agrícolas que respetan la normativa ambiental vigente; y la planta industrial de Araguarí cuenta con un sistema de reutilización de agua, contando con cero emisiones de efluentes y residuos; y es autosuficiente en la generación de energía, utilizando combustibles renovables. La empresa además es signataria del acuerdo “Moratoria de Soya”, que impide la adquisición de granos de soya provenientes de la Amazonía.

Más información en www.selecta.com.br